Tiro de pichón en Valencia

No es caza, no es deporte, es un delito
 






 
Valencia es uno de los bastiones del tiro de pichón en España.
 




MALP lleva desde 2015 luchando para que la Administración prohiba esta práctica. Se han realizado más de 15 manifestaciones y varios rescates en la comunidad valenciana.
 
 
 


A principios de febrero de este año 2018,  los medios se hacen eco de una espeluznante noticia: el Campeonato Balear de tiro de pichón se va a celebrar en tierras valencianas. Los escopeteros Baleares pretenden celebrar un torneo de tiro de pichón en otra comunidad autónoma ya que en sus islas está prohibido al tratarse de maltrato animal en estado puro según la Ley 9/2017, de 3 de agosto, de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales en las Illes Balears, vigente desde el 11 de agosto de 2017. Al menos 11 campos de tiro de las Islas Baleares ya no pueden disparar presa lanzada y viva, sólo al plato. Sin embargo, estos escopeteros siguen emperrados en maltratar animales a cualquier precio, migrando a donde allí se les permita. Para asombro social, encontramos a la federación de caza balear haciéndose la víctima de la situación.



 
La protección animal avanza en nuestro país, le pese a quien le pese. En 2017 se ha mejorado la protección animal en varias comunidades autónomas, no sólo para prohibir los circos con animales salvajes, exigir el sacrificio cero o para establecer el marco legal para las colonias felinas, sino también para prohibir la execrable práctica del tiro de pichón y de codorniz. Así, además de en las Islas Baleares,  se ha prohibido, sin excepción, en todas sus modalidades (a brazo, máquina o tubo) el tiro de pichón y prácticas similares en la Región de Murcia  (Ley 6/2017, de 8 de noviembre, de protección y defensa de los animales de compañía de la Región de Murcia) y  Galicia (Ley 4/2017, de 3 de octubre, de protección y bienestar de los animales de compañía en Galicia). Recordamos que Canarias y Cataluña tienen esta actividad prohibida desde  1991 y 2003 respectivamente. Castilla La Mancha y la Rioja están modificando sus obsoletas leyes de protección animal y también han incluido en sus borradores la prohibición del tiro de pichón y prácticas similares. Recordemos que anualmente a nivel nacional se estiman en tiradas oficiales (no entrenamientos u otras tiradas) unas 250.000 palomas y 200.000 codornices de granja abatidas.



 
Desde Mis Amigas Las Palomas y El Rebrot de la Vida,  ONGs para la defensa de los derechos de los animales y medioambiente, denunciamos la vergüenza que supone que la Comunidad Valenciana ofrezca refugio a todos los escopeteros de Levante. La lista mínima de campos de tiro es extensa y se amplía con cada investigación: Cheste, LLiria, Ribarroja, Picassent, Catarroja, Torrent, La Pobla de Valbona, Guadassuar, Cullera, Jávea, Denia, Cocentaina, Alquería de Aznar, Sax, Elda, Balones, Elche, Aspe, San Vicente del Raspeig, Orihuela, Catral, Montealegre del Castillo…todos ellos denunciados ante la Consejería correspondiente  y sus ayuntamientos, que siguen resistiéndose al cambio.  

 



 Como dato significativo, según el Consejo Superior de Deportes, en 2016 las licencias valencianas para tiro al vuelo fueron 433, una miseria nada ''tradicional'' si lo comparamos con las 4.629 licencias de tiro olímpico, las 1.201 del tiro con arco o las  38.590 licencias de caza. Un puñado de personas que van de campo de tiro en campo de tiro disparando palomas y codornices indefensas que provienen de granjas. Señores esto no es caza, no es deporte, es delito. Un delito que encarna maltrato animal por definición. Para Baleares los datos son aún menores: 8 licencias de tiro al vuelo,  989 licencias de tiro olímpico, las 538 del tiro con arco o las  2.617 licencias de caza. Una vergüenza que el Consejo Superior de Deportes avale esta abominación y tampoco responda a nuestras denuncias.

 


Se asemeja demasiado a la situación a nivel mundial, donde España da refugio a los escopeteros del Mundo entero que vienen a practicar esta actividad que no es considerada caza, sino un espectáculo violento sin justificación alguna, y que está prohibida en sus países. Sólo en España junto a otros 6 países siguen perpetuando esta aberración.
 
Tras años de manifestaciones, las asociaciones animalistas y ecologistas no vamos a consentir se masacren, al margen de la ley, palomas y codornices durante todo el año en Valencia. Lucharemos porque este año 2018 se lance la nueva ley de protección animal valenciana que sustituya la obsoleta ley del siglo pasado, del año 1994 (Ley 4/1994, de 8 de julio, de la Generalitat Valenciana, sobre protección de los animales de compañía) y con ella, se abola el tiro de caza lanzada. Así esta masacre de animales de granja dejará de ocurrir. Gritos silenciados y sangre  oculta, maltrato fuera de los ojos de la sociedad, que ahora quiere asentarse en los campos valencianos.

 


¿A quién beneficia este maltrato animal? ¿A los valencianos? Lo dudamos mucho; será a esos escopeteros que maltratan impunemente animales, para vergüenza de España ante el mundo entero. No vamos a permitir que prosiga el maltrato animal institucionalizado en la Comunidad Valenciana.

 
Hemos denunciado (de nuevo) ante la Consejería MA y Consejería Deportes.

 
Reclamado acción a Les Corts, donde Podemos apoya la lucha contra el maltrato animal y se ha posicionado:

 

 

 

 Firma contra esta matanza en la Comunidad Valenciana. Te llevará menos de 1 minuto y ayudarás a salvar miles de vidas.

FIRMA




































Artículos de prensa:

 
 2018

Sobre el torneo Balear: 

LINK


 
2017

link


2016

link





link
2015

link











Entevistas OperaciónNacionalStopTirodePichón