Prohibido alimentar a las palomas (art.5de17 #StopCaptura)

desplegable artículos relacionados



Indice
a) Alimentar palomas urbanas
b) Ordenanzas municipales 
c) Multas
d) Otro punto de vista
e) Conclusiones
f) Mediateca de interés
'Nuestros abuelos' (foto: foro MALP)

a) Alimentar palomas urbanas

Es tradición dar de comer a las palomas en plazas de los pueblos y las ciudades. Todos tenemos fotos de nuestros abuelos disfrutando de esta actividad. Pero los tiempos cambian y no siempre es para bien.


Desde hace un par de lustros, en España  está prohibido en numerosos municipios dar de comer a las palomas. Se persigue de manera oficial en las ordenanzas municipales y extra oficialmente por ciudadanos que se nombran asi mismo los perseguidores de los alimentadores. En otros países ocurre lo mismo, y esto supone recibir multa elevada si alimentas a las palomas (igual que la alimentación en la vía pública de otros animales feral como son los gatos). Al regularse mediante  ordenanzas municipales,  cada municipio impone sus sanciones.



b) Ordenanzas municipales 

La ordenanza municipal reguladora de tenencia y protección de animales  lo refleja similar en todas ellas, invariante del muncipio. Para que te ilustres puedes ojear las de  Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla...etc, buscando un artículo de este estilo:

por razones de salud pública y protección al medio ambiente urbano, se prohíbe el suministro de alimentos a animales vagabundos o abandonados, así como de cualquier otro cuando de ello puedan derivarse molestias, daños o focos de insalubridad” 

En 6 idiomas. Fuente: amigosdelaspalomas

Como comentarios a este artículo nos gustaría aclarar:
  • Que 'Medioambiente' no es sólo césped bien cortado, incluye  además de la flora, la fauna, tema que suele quedar de lado en todas sus alusiones. Así que si se trata de proteger, protejan fauna y flora señores.
  • Sobre prohibir suminstrar alimento a animales 'vagabundos', los cuales todos sabemos que son gatos y perros abandonados, nos parece cruel y no una forma de responsabilizarse de lo que la propia ciudadanía causa, pues son los ciudadanos los que en este país abandonan una mascota cada 10 minutos según las estadísticas. Entonces el ciudadano que ve un gato o perro raquíticos, enfermos por desnutrición, debe pasar de largo y no darlo de comer. La caridad, la empatía, la defensa de los derechos de los animales están penados y perseguidos. ¡¡precioso!! sabemos que las colonias pueden dar problemas a los vecinos. Se quejan de los olores o de que su perro come tal o cual. Sin embargo no se permite hacerlo bien, colaborando con alimentadores y esterilizadores para que dichos animales abandonados, fruto de la falta de civismo de sus abandonadores, vivan una vida digna que es la que se merece todo ser vivo. Parece que es más fácil prohibir que gestionar, eso siempre ha pasado, pero evidentemente en el siglo XXI esperamos algo más de nuestra administración.
  • 'Cualquier otro', entendemos que aquí se engloba también a las aves. El motivo ni más ni menos es la MOLESTIA, daños o insalubridad. ¿Es la molestia y posterior queja de un ciudadano motivo suficiente para que otro no pueda alimentar un pájaro? ¿es pues el capricho de unos lo que se impone a la bondad de otros? pues molestia se entiende por una mancha en un coche, en la ropa, o el simple hecho de que muchos ciudadanos urbanitas temen a gatos, perros, aves..o todo bicho viviente sobre la Tierra. ¿Por su desnaturalización tenemos que pagar los demás? no vamos tampoco a dejar que se aleguen daños o insalubridad sin motivos reales. Pueden existir casos pero este pretexto se usa sin ton ni son para justificar esta prohibición y no es aplicable en casi ningún caso real. 
  • Traducimos de esto que lo que  molesta a unos pocos lo prohíbo, y después, por si fuera poco mando a la perrera o empresas de exterminio a capturar y matar dicha fauna urbana. Se legisla para unos, pero no para otros. Se legisla hacia lo más fácil, no hacia lo responsable y que educa en el respeto. Se legista aprovechando el desconocimiento y fomentando el miedo. Así se legisla, en lugar de legislar para conseguir una sociedad con valores y que avance a través de sus leyes. 
Más debería preocupar la falta de civismo y respeto que tienen los ciudadanos

c) Multas 

Así, se han fijado sanciones de decenas a cientos de euros para quienes vulneren lo recogido en dichas ordenanzas, considerando la infracción como leve. Sin embargo, la multa puede elevarse si se aplica la normativa recogida en la ordenanzas de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos, que también prohíbe dar de comer a los animales en estas zonas.

Foto web


Antiguamente alimentar a las aves en la ciudad estaba bien visto y era un divertimento de muchos. Hoy, es una actividad que se pena de manera excesiva. ¿Quién no recuerda a sus abuelos en aquella preciosa plaza alimentando a las palomas ? Los tiempos cambian y asombrosamente para estas aves no están trayendo nada bueno. Las excusas con las de siempre: sobrepoblación, suciedad, enfermedades...pero ninguna es para tanto ni para tan poco y sólo se ataca al desconocimiento de la sociedad, sin dar verdaderas explicaciones ni justificaciones con base científica, castigando este acto como si de un acto criminal terrorista se tratara. Desde luego que la frase 'que el castigo se ajuste al crimen', no aplica para este caso.



d) Otro punto de vista

Los animalistas sabemos que no se puede detener a un alimentador de palomas u otros animales, pues estas personas de buen corazón adquieren un compromiso irrompible con sus amigos no humanos. Así que sugerimos que unido al resto de propuestas de esta página, a estas personas amigas de las palomas se las incluya en la gestión de las mismas, pudiéndose encargar de la gestión de palomares ecológicos, estudios de población, alimentación con pienso anticoceptivo, programas de educación al resto de ciudadanos, ...etc. Queremos que reciban lo que se merecen socialmente, reconocimiento por su pasión por los animales, su dedicación y esfuerzo, y no que se les persiga y que tengan que actuar a escondidas, con miedo como si estuvieran cometiendo un crimen. Personas que si logramos cambiar esta absurda y dañina situación, se vean libres de los insultos y persecuciones por parte de sus vecinos (que todo sea dicho, no tienen nada mejor que hacer que perseguir a un amante de las aves).

El 90% de las aves no llegará al año de vida, y culpar a personas empáticas con las palomas a querer alimentar palomas heridas, demacradas o pichones hambrientos salidos del nido, es algo que nos deja estupefactos. 

La madre de la enfermedad es la desnutrición, por lo tanto, si queremos palomas sanas, es lógico alimentalas. Es el mismo proceso que se sigue para la gestión de colonias felinas, que por suerte, desde hace pocos años se orienta hacia control ético asumido y celebrado por la sociedad. 


Para muchos de nosotros son el color de la ciudad y deberíamos estar contentos por su presencia pues la fauna urbana es la riqueza real de nuestra ciudad.

Nos dicen que las palomas urbanas están ''bien alimentadas'' y que les causamos mal alimentándolas pues esto hace ''crecer la población''. Pero esto no es cierto,  pues en general están mal nutridas (como podrían no estarlo cuando se alimentan de desperdicios humanos), los pichones no sobreviven a los dos meses de vida, y las palomas adultas están muy deterioradas de plumaje y estado de sus patas al vivir en la sucia y asfaltada ciudad. Ellas no son sucias, la sucia es nuestra ciudad.

Foto: web

Existe una multitud de ciudadanos que las maltrata sistemáticamente durante su larga jornada de 12 horas al día buscando alimento...¿Se nos prohíbe echarles unas migas para ayudarlas a vivir mejor, estar sanas y más fuertes, y de paso, no tirar los cereales que nos sobran? La vida de los animales urbanos es dura y no creemos que se deba perseguirse a los alimentadores como si de delincuentes se tratara. Una paloma adulta necesita 30g de alimento adecuado al día para cubrir sus necesidades, y aún no conocemos alimentador que administre cantidades suficientes como para culparle de una explosión de población. Fijaos, 30 palomas requerirían 1kg de arroz diario, y unas migas de ciudadanos afines, no se aproximan nunca a estas cantidades. Tendríamos que contar, además,  con el resto de aves como gorriones, urracas, mirlos...que también tienen sus propios aliados. Gorriones y otras aves, que sin las palomas, a las que siguen en busca de alimentos, estarían comprometidos. Recordemos que los insectos brillan por su ausencia en la ciudad, por el uso de fitosanitarios de manera indiscriminada, así como el aumento del tráfico y reducción de zonas verdes. Esto ocasiona el verdadero declive de las aves urbanas.  

Y si nos ponemos podríamos afirmar que ahorran más en limpieza, de todos los desperdicios que recogen,  que lo que se gastaría en limpiar sus posaderas favoritas de sus excrementos. Todo tiene dos caras, depende de por donde quieras mirar. 

Los Ayuntamientos, alegando daño a los edificios, monumentos, problemas de sanidad o quejas vecinales, comenzaron a aplicar la medida de multar a aquellos que las alimentaran. La primera ciudad en introducir esta medida fue Barcelona con el objetivo de controlar la población de palomas existente. Otras ciudades que se unieron a ella fueron: Zaragoza, Castellón, Sevilla y Málaga, donde una mujer ha sido multada con 3.756 euros por alimentar a las palomas que revoloteaban alrededor de su edificio.

¿Es la queja de un ciudadano motivo suficiente para matar animales libres? la respuesta es NO.

Fuera de nuestras fronteras, otras ciudades han prohibido esta actividad también: no está permitido dar de comer a las palomas en la Trafalgar Square en Londres ni en la Piazza de San Marco en Venecia, y no existe ningún turista en el mundo que no haya hecho una foto en esos lugares sin que apareciera también alguna paloma. Sin embargo,  existen  ciudades como Nueva York, donde alimentar aves es una actividad ciudadana aceptada. No obstante, en Chicago  sí está penado con hasta 500e.

Veamos ejemplos sobre las multas:
y un largo etcétera.


Simpática realidad. Foto: web


Según el municipio, es aconsejable revisar la ordenanza municipal  al respecto de alimentación de animales en la vía pública.

Si el problema son sus heces, tan fácil como limpiar, acometer medidas de urbanismo, concienciar alimentadores,  instalar palomares ecológicos en los parques y zonas más naturalizadas de la ciudad, con el apoyo de la administración de piensos anticonceptivos. Hoy en día cada vez tendremos más fauna urbana compuesta por palomas, torcaces, urracas, gorriones, golondrinas, gatos...pues los espacios verdes se reducen más y más, y los cotos de caza están por todas partes asediando las ciudades. 


Es más el principal motivo de deterioro de los monumentos no son las palomas sino los gases que emiten nuestros queridos coches (ver artículo, ¿quién arruina los monumentos?).


e) Conclusiones

Si alguien piensa que hay muchas palomas en su zona, debemos evaluar cuál es la mejor estrategia para mantener su población sin perjudicarlas:

  • Evaluar el elevado coste que supone utilizar las fuerzas policiales para multar a los alimentadores, así como el tiempo invertido en perseguirlos. Considerar el coste social que implica que los vecinos entren en guerra unos con otros.
  • Evaluar el coste que supone la captura de palomas con red, método demostrado ineficaz, que gasta impuestos de los ciudadanos sin justificación y supone maltrato animal, sin obtener ningún resultado.
  • Evaluar el coste que supondría suministrar pienso anticonceptivo en zonas saturadas. Esta opción es la más barata que las capturas a medio plazo, ética, eficaz  y permite tener palomas sanas y bien cuidadas en lugar de practicar la barbarie y además gastar dinero en vano.
El balance coste beneficio del tercer punto es el más óptimo, ético y respetuoso con el medio ambiente.

f) Mediateca de interés

Quedó interesante este escrito de protesta de un colega:

Fuente: amigosdelaspalomas
Foto: web
Foto: web
http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2015/10/10/embargan-pension-anciana-dar-comer/801104.html

Comiendo en la vía pública. Foto foro MALP

Ejemplos ilustrativos de multas y sanciones a ciudadanos


url



 







1 comentario:

  1. Solo se me ocurre que hay que alimentar palomas en lugares especiales. Hacerlo libremente, en espacio de todos o en espacios privados, tiene la consecuencia inmediata de la invasión por estos animales de los patios de vecindad con la nube de incomodidades para los residentes, sin perjuicio de las probadas enfermedades que transmiten.

    ResponderEliminar

Gracias por tu interés.
Contestaremos lo antes posible.
No olvides chequear nuestra respuesta!

Recuerda que para urgencias debes contactarnos en el facebook:
https://www.facebook.com/AcabemosConElMaltratoAlasPalomas

Entevistas OperaciónNacionalStopTirodePichón